usuarios
  • Nombre
  • Password
Compatibilidad
Novedades
  • 03/01/2012
    Zona WAP
  • 16/12/2011
    Descargas.
  • 28/11/2011
    Zona desarrolladores
  • 03/11/2011
    Países
  • 17/08/2011
    Desarrolladores
Otras WEBS

Compatibilidad de los juegos y aplicaciones.

Cada modelo de teléfono móvil puede verse como un modelo de ordenador distinto con sus propias características. Los teléfonos móviles principalmente se diferenciarán en:

  • Tamaño de la pantalla.
  • Tamaño de la memoria de datos, de programa, de heap, de almacenamiento secundario, etc.
  • Velocidad de procesamiento.
  • Sistema operativo. En los teléfonos móviles los sistemas operativos más comunes son el Android, Java, y Symbian (este último ha sido discontinuado). También hay otros sistemas operativos menos usados como el Brew, RIM o Windows.
  • Operadora del teléfono. Aunque el teléfono también puede estar liberado. Por ejemplo en Symbian o Java el operador puede poner la restricción de que el juego o la aplicación tengan que estar firmadas para que se puedan instalar en el teléfono móvil.
  • Operadora con la que se establecen las conexiones del teléfono. Limitará también el tipo y el tamaño de los programas que permite que se instalen en los teléfonos móviles a través de sus líneas.
  • Soporte para las distintas funciones del teléfono en el sistema operativo: Cámara, bluetooth, 3D, etc.
  • Soporte para diferentes tipos de imágenes.
  • Soporte para diferentes tipos de sonidos.
  • Tipo de entrada de datos: Táctil, teclado completo, teclado resumido, disponibilidad de keypad (joystick especial) y soft keys (teclas de función), etc.
  • Interfaces: Camara, conexión bluetooth, etc.

La información de las características del teléfono puede facilitarla el fabricante o la operadora en la caja del teléfono. También puede consultarse en sus WEBs. En Internet también existen páginas dedicadas a facilitar las características de los distintos teléfonos móviles. Por último también existen aplicaciones que se pueden instalar en el teléfono y que hacen un test y facilitan los resultados al usuario.

A nivel de sistema operativo, Java puede verse como un sistema operativo dentro (encima) de otro sistema operativo. Esto quiere decir que un teléfono con Symbian puede tener Java y que un teléfono con Android también puede tenerlo.

¿Cómo saber si una aplicación o un juego van a funcionar en un teléfono móvil concreto?.

Realmente es algo sencillo y complejo a la vez. Hay varias formas de enfocar el problema.

  • Lo normal si se trabajase de la misma forma que se hace con los ordenadores es que cada usuario tuviese conocimiento del teléfono y de todas las características de que dispone. Al igual que en un ordenador se sabe el operativo que tiene, la CPU, la tarjeta gráfica y la memoria, en un teléfono móvil el usuario debería de conocer sus características, comprobar los requisitos del juego o aplicación, y entonces saber si va a funcionar o no en el teléfono. Esto es difícil porque mucha gente utiliza su teléfono móvil sin necesidad de tener un conocimiento preciso sobre sus características técnicas. Además hay modelos que vienen con errores específicos en el software ya desde el propio fabricante y en los teléfonos móviles no es habitual instalar parches o actualizaciones.
  • Para cada sistema operativo el desarrollador hace una versión genérica del juego o una versión específica para una familia de modelos de teléfonos. Una versión genérica pretenderá funcionar en la mayor cantidad de teléfonos posibles (una familia amplia con características comunes, por ejemplo el tamaño de pantalla y la versión de sistema operativo) a costa de no utilizar características concretas o avanzadas de cada modelo o familia de modelos de dispositivos. El desarrollador indicará las características genéricas de los dispositivos en los que podría funcionar el juego o aplicación. Tiene la ventaja de que funcionará en una gran cantidad de dispositivos mientras estos no tengan fallos concretos. El usuario mirará las características de su teléfono para ver que se corresponden con las características de los dispositivos a los que va dirigida la versión genérica. La otra opción es que el desarrollador haga versiones específicas para familias de teléfonos. En este caso los teléfonos se pueden agrupar en una familia por el fabricante, el tamaño de pantalla, la velocidad de la CPU, etc. El desarrollador para cada versión del juego o aplicación facilitará una lista de los dispositivos que pertenecen a esa familia y en los que funcionará el juego. El problema radica en que continuamente aparecerán nuevos modelos y no estarán en ese listado y será el usuario el que mirando las características de su teléfono tendrá que mirar que esté en el listado o que su teléfono sea semejante a los que aparecen en el listado.
  • El desarrollador tiene conocimiento y prueba el juego o aplicación en cada uno de los teléfonos móviles que hay en el mercado para ver en cuales funciona y en cuales no funciona.Cuando el usuario quiere descargar un juego o aplicación, indica su teléfono móvil y ya aparecen los juegos o aplicaciones que tienen una versión que sea compatible con ese teléfono móvil. Esta opción no es factible en la práctica, ya que existen infinidad de modelos distintos de teléfonos móviles y además continuamente van saliendo nuevos modelos al mercado. Esto hace que el desarrollador pueda hacer pruebas en un conjunto reducido de modelos pero no en todos los disponibles en el mercado. Por tanto puede aparecer una indicación de las posibles compatibilidades pero pueden quedar juegos que son compatibles y que no son indicados al usuario como compatibles o que son indicados como que podrían ser compatibles y realmente no lo son. Por tanto sólo sirve como indicación o recomendación pero no será totalmente fiable.
  • Generalmente para conocer si un juego o aplicación va a funcionar en un teléfono móvil son necesarias las tres opciones anteriores pero aún así existe la posibilidad de que el juego no funcione. En el caso de juegos y software gratuito no hay problema porque se reduce simplemente a instalar la versión del juego que parezca más apropiada para las características del teléfono y probar si funciona, si no funciona se puede probar con otra versión, por ejemplo una genérica y si finalmente no se consigue hacer funcionar pues simplemente no funciona y como es gratuito no hay más problema. El problema surge con los juegos o aplicaciones que son de pago. En este último caso el problema puede solventarse haciendo que el desarrollador proporcione una versión de demostración para cada una de las versiones disponibles del juego. Antes de comprar la versión definitiva para el teléfono móvil se descarga la versión de demostración correspondiente y se comprueba que funcione correctamente en el teléfono móvil (esta versión estará limitada en el número de niveles del juego, en el número de veces que se puede jugar, etc). Una vez que se ve que la versión de prueba es compatible, se puede comprar y descargar la versión completa asociada a esa versión de demostración.

Información más relevante a la hora de instalar un juego o aplicación.

A la hora de instalar un juego los datos más importantes que debe conocer el usuario sobre su teléfono móvil son:

  • Nombre y operadora del teléfono móvil.
  • Tamaño de la pantalla.
  • Tipo y versión del sistema operativo. En algunos sistemas operativos es necesario que coincida la versión del sistema operativo del teléfono móvil con la de la aplicación, en otros sin embargo es suficiente con que la versión del teléfono móvil sea superior a la de la aplicación, como ocurre por ejemplo en Java con el MIDP y el CLDC (los dos deben de ser iguales o superiores).

Posibles fallos cuando se descarga una versión que no es compatible.

Existen varias formas de instalar un juego en un teléfono móvil. La forma más habitual es mediante una descarga en Internet pero también puede instalarse con un cable de datos, etc.

Los fallos que se pueden producir principalmente son:

  • Que la aplicación no descargue y no se instale correctamente.
  • Una vez instalada que no arranque.
  • Que arranque pero se cuelgue.
  • Que no responda al teclado.
  • Que la pantalla se vea mal.
  • Que las imágenes se vean mal.
  • Que el sonido no suene bien.
  • Que no haga bien las conexiones de red en caso de que utilice Internet.
  • Que la aplicación vaya muy lenta.
  • Que llegado a un punto se cuelgue.
  • Etc.

Como puede verse un juego o aplicación puede dar lugar a muchos tipos distintos de fallos que vendrán dados principalmente porque la versión que se ha elegido para descargar no sea la apropiada para el teléfono móvil del usuario o porque el desarrollador no haya hecho una versión correcta para ese teléfono móvil.

Conclusión.

Descargar e instalar un juego o una aplicación para un teléfono móvil es algo semejante a instalar una aplicación en un ordenador, pero teniendo en cuenta una serie de pautas a seguir, puede ser algo relativamente sencillo como se ha indicado este artículo.

Búsqueda contextual de Google.
¿No has encontrado lo que buscabas?